FOTO HISTORICA: Hiroshima & Enola Gay

Parece que la historia emparejo a estos dos nombres en un destino fatal…

Enola Gay es un avión bombardero Boeing B-29 Superfortress bautizado así en honor a Enola Gay Tibbets, madre de su piloto Paul Tibbets. El 6 de agosto de 1945, durante los últimos compases de la Segunda Guerra Mundial, el Enola Gay se convirtió en el primer avión en lanzar una bomba atómica, la Little Boy, que cayó sobre la ciudad japonesa de Hiroshima y la arrasó por completo. El bombardero también participó tres días después en el segundo ataque atómico como avión de reconocimiento sobre el objetivo primario, la ciudad de Kokura, pero la excesiva nubosidad y el humo procedente del bombardeo de una ciudad cercana obligaron a lanzar la bomba atómica sobre Nagasaki. En esta ocasión la bomba la transportaba otro bombardero B-29, Bockscar.

El 5 de agosto de 1945, durante los preparativos para la primera misión atómica, Paul Tibbets asumió el mando del bombardero B-29 y lo bautizó con el nombre de su madre, Enola Gay Tibbets. El piloto dijo después sobre esta elección: «En ese momento me acordé de mi valiente madre pelirroja, cuya tranquila confianza había sido un firme apoyo durante mi infancia, y especialmente cuando decidí renunciar a la carrera de medicina para convertirme en piloto militar».

La ciudad japonesa de Hiroshima era el objetivo de la primera misión de bombardeo nuclear que se iba a llevar a cabo el 6 de agosto, mientras que Kokura y Nagasaki eran los objetivos alternativos. El Enola Gay pilotado por Tibbets despegó de la isla de Tinian, a una distancia de seis horas de vuelo de Japón, acompañado por otros dos bombarderos B-29, The Great Artiste, que portaba instrumentación, y otro aparato que entonces no tenía nombre pero que luego fue bautizado como Necessary Evil, comandado por el capitán George Marquardt y con la misión de tomar fotografías. El director del proyecto Manhattan, el general Leslie Groves, quería filmar el evento para la posteridad y por ello la pista de despegue se iluminó con reflectores. Antes de despegar, Tibbets se asomó por una ventanilla de la cabina y saludó a los espectadores y las cámaras allí presentes.

Tripulantes:

Los doce tripulantes del bombardero el día 6 de agosto de 1945 eran:

* Coronel Paul Tibbets (piloto)
* Capitán Robert Lewis (copiloto)
* Mayor Thomas Ferebee (artillero)
* Capitán Theodore Van Kirk (navegante)
* Teniente Jacob Beser (contramedidas electrónicas)
* Capitán William “Deak” Parsons (encargado de lanzar la bomba)
* Segundo teniente Morris R. Jeppson (ayudante del encargado de lanzar la bomba)
* Sargento Joe Stiborik (radar)
* Sargento George Caron (ametralladora de cola)
* Sargento Robert Shumard (ayudante del ingeniero de vuelo)
* Soldado Richard Nelson (radio)
* Sargento Wayne Duzenberry (ingeniero de vuelo)

Después de dejar atrás Tinian, las aeronaves se separaron mientras volaban hacia Iwo Jima y allí se reencontraron a una altitud de 2440 metros para seguir juntos en dirección a Japón. Los bombarderos llegaron sobre el objetivo con visibilidad clara a una altitud de 9855 m. El capitán William Sterling Parsons, que estaba al mando de la misión de bombardeo atómico, terminó de armar la bomba durante el vuelo a fin de minimizar los riesgos durante el despegue. Su asistente, el teniente Morris Jeppson, retiró los dispositivos de seguridad treinta minutos antes de alcanzar el objetivo.

Como muchos de los 260.000 habitantes de Hiroshima que no habían sido evacuados (la ciudad antes de la guerra tenía 400.000 habitantes), la poblacion miro hacia el cielo con curiosidad para ver a esos tres gigantescos aviones del enemigo que volaban a 9.000 metros de altura. Tres aviones solos del demonio estadounidense no podían traer muchas desgracias.

El lanzamiento de la Little Boy se produjo a las 08:15, hora de Hiroshima, según lo planeado. Cayó durante 43 segundos desde los 9470 metros a los que volaba el bombardero y detonó como estaba previsto a 600 m de altura sobre la ciudad. El Enola Gay voló 18,5 km antes de sentir la onda expansiva de la detonación, aunque no sufrió ningún daño.

La detonación provocó una explosión equivalente a 16 kilotones de TNT, a pesar de lo cual se considera que fue una detonación muy ineficiente en la que sólo se fisionó en 1,7% del material fisible. El radio de destrucción total fue de 1,6 km y se incendiaron 11 km² de terreno. Los estadounidenses estimaron que resultaron arrasados 12 km² de ciudad y los oficiales japoneses calcularon que el 69% de los edificios de la ciudad resultaron destruidos y un 6—7% dañados. La explosión acabó con la vida de entre 70 000 y 80 000 personas, un tercio de la población de la ciudad, ya sea por la explosión o por la tormenta ígnea y otras 70 000 resultaron heridas de diversa consideración. 120 000 de los fallecidos eran militares.

La mancha roja sin forma definida, es la extensión del daño tormenta de fuego, en Hiroshima el 6 de agosto de 1945. (La correspondencia con la moderna ciudad de Hiroshima se hace un poco más difícil debido a las extensas adiciones a los muelles y a algunos re-enrutamientos de los ríos).

Mientras el Enola Gay se alejaba a toda velocidad de la ciudad, el capitán Robert Lewis, copiloto del bombardero (Paul Tibbets), comentó: «Dios mío ¿Qué hemos hecho?».35 Bob Caron, artillero de cola del Enola Gay describió así la escena:

«Una columna de humo asciende rápidamente. Su centro muestra un terrible color rojo. Todo es pura turbulencia. Es una masa burbujeante gris violácea, con un núcleo rojo. Todo es pura turbulencia. Los incendios se extienden por todas partes como llamas que surgiesen de un enorme lecho de brasas. Comienzo a contar los incendios. Uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis… catorce, quince… es imposible. Son demasiados para poder contarlos. Aquí llega la forma de hongo de la que nos habló el capitán Parsons. Viene hacia aquí. Es como una masa de melaza burbujeante. El hongo se extiende. Puede que tenga mil quinientos o quizá tres mil metros de anchura y unos ochocientos de altura. Crece más y más. Está casi a nuestro nivel y sigue ascendiendo. Es muy negro, pero muestra cierto tinte violáceo muy extraño. La base del hongo se parece a una densa niebla atravesada con un lanzallamas. La ciudad debe estar abajo de todo eso. Las llamas y el humo se están hinchando y se arremolinan alrededor de las estribaciones. Las colinas están desapareciendo bajo el humo. Todo cuanto veo ahora de la ciudad es el muelle principal y lo que parece ser un campo de aviación»

Hiroshima 10 minutos antes (izda.) y después (dcha.) de la explosión.

hiroshima

Alguna foto mas de la destruccion de Hiroshima:

El antes, despues de la bomba y estado actual d el edificio conocido como Cúpula Genbaku (原爆ドーム Genbaku Dōmu?):

hir

Las víctimas supervivientes de los bombardeos son llamadas hibakusha (被爆者), una palabra en japonés que literalmente significa “persona bombardeada”.

Como dato curioso esta el caso de Tsutomu Yamaguchi como un doble hibakusha. Yamaguchi estuvo a una distancia de 3 kilómetros del punto cero en Hiroshima, donde se encontraba en un viaje de negocios cuando detonó la bomba atómica. Sufrió severas quemaduras en el lado izquierdo del cuerpo. El 8 de agosto regresó a su tierra natal, Nagasaki, donde se expuso a la radiación residual de la bomba mientras buscaba a sus familiares. Yamaguchi es el primer superviviente confirmado de ambos bombardeos.

Y un pequeño resumen en video:

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s